Destacado Youtube

El liderazgo unido a la persuasión: cómo convertir órdenes en peticiones




Es indiscutible que un buen líder debe tener una serie de aptitudes para poder persuadir a los subordinados que tenga en su grupo de trabajo.

Lo que hoy vamos a ver, es el modo en el que ciertos perfiles reciben las directrices a seguir y con esta información podremos orientar nuestras instrucciones a un grupo determinado de personas con mejores resultados.

En cualquier grupo de trabajo se distinguen tres perfiles, los escépticos, los controladores y los seguidores. Esto es una generalidad y por supuesto mi objetivo no es encasillar a nadie, pero hemos de ser honestos y reconocer que todos tenemos en nuestros círculos laborales a este tipo de personas.

Además de los anteriores, suelen estar los negativos, los carismáticos y los evaluadores, cuyo cometido consiste en cuestionar cualquier directriz que se le profiera…


¿Cómo consiguen los grandes líderes llegar con el mismo efecto a todos los tipos de personas?

El principal objetivo de un buen líder debe ser conocer a su equipo y disponer de la empatía suficiente para captar las sensaciones que provocan sus mensajes en terceros. Teniendo este ejercicio hecho, el resto de deberes se simplifica sobremanera.

Para poder persuadir, en todos y cada uno de estos individuos, es necesario trazar un plan de estrategia para persuadir de un modo adaptado.

Sabemos que las personas carismáticas se muestran muy entusiasmadas con nuevas ideas, por ello lo ideal es transmitir cada directriz como algo nuevo o innovador, dando a la persona toda la información que necesita saber.

Las personas controladoras toman las órdenes de un modo mas sencillo si se les proporcionan todas las herramientas y objetivos… por ejemplo, una orden correcta para este tipo de perfil sería…

  • ->María, hay que reponer las conservas de la fila siete porque se han acabado y probablemente hoy, como estamos a primeros de mes, tengamos mas clientes de lo habitual. Hazlo con tiempo, ya que ha llegado un pedido nuevo que está en el almacén y sería fantástico tenerlo todo listo para esta tarde. Gracias por tu ayuda.

María, que es una persona controladora, agradecerá que se le de un mensaje claro, con un objetivo definido  y por supuesto con un motivo específico. Hay bastantes obviedades en el ejemplo, pero es crucial, saber manejar el vocabulario para crear un buen ambiente y si alguien en concreto necesita mas información o aliciente que otros ¿porqué no dedicar 20 segundos mas a esa persona?...

Este tipo de mensajes se extrapola a altos mandos y directivos, aunque hemos puesto un ejemplo claro de lo que debería decir un encargado de supermercado a una chica reponedora con un perfil controlador.

En próximos artículos veremos otro tipo de perfiles, con ejemplos prácticos sobre como elaborar "órdenes" y convertirlas en "peticiones".

Espero que esta información te haya sido práctica.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Deja lo que se te ocurra, en breve aparecerá publicado ;-)