Los números en la historia: primera parte


Las matemáticas son la ciencia más recurrente y extendida de todos los tiempos, de hecho,  los números están en lugares que ni te imaginas.

Muchos de los relatos históricos más conocidos están marcados por firmes creencias que giran en torno a las matemáticas y al modo en el que esta ciencia ayuda a explicar los sucesos más maravillosos.
Pero no sólo las matemáticas actúan como ciencia exacta sino que además, ha servido de base para muchas leyendas de antiguas creencias.


El primer caso que se me viene a la cabeza proviene del siglo XII, donde los monjes eruditos  de Sartres creían firmemente que los números estaban ligados de alguna manera a la divinidad.

San Agustín, clérigo argelino del sigo IV, basó su forma de ver el mundo en los números y defendió la idea de que el número 7 era el centro de todo el universo y  describió que todas las cosas fueron creadas a partir de 7 abrazos.

Además, el clérigo defendía que el número 10 era más que el universo, ya que además del 7 omnipotente se componía del 3, que al sumarlos se equiparaba a una fórmula que incluían los tres aspectos sagrados de la santísima trinidad; el padre, el hijo y el espíritu santo.

El resultado era algo parecido a esto:
Universo+ Santísima Trinidad=10.

El número 12 también era muy importante en los albores de la creación del cristianismo. 12 eran los discípulos de Jesús y también 12 las tribus de Israel. Pero además, este número tenía y sostiene su encanto, es divisible entre 1,2,3,4,6 y por si mismo, una característica que los números que lo rodean de cerca no tienen.

Dado este aspecto, el clérigo San Agustín, indicaba que los números provenían de Dios y que en ellos se hallaba el misterio de la creación. Pero creencias religiosas a parte, los números están implícitos en todo lo que nos rodea, en lo natural y en lo construido por el hombre.

Con esto me despido esperando haberte entretenido

0 comentarios:

Publicar un comentario

Deja lo que se te ocurra, en breve aparecerá publicado ;-)