Fabrícate tu propio empleo: opciones para crear una empresa



Dada la época de crisis que estamos atravesando, no se me ha ocurrido nada mejor que aportarte algunas opciones para que  fabriques tu propio puesto de trabajo.

Esta fabricación pasa por montar una empresa o ser tu jefe de un modo u otro. Si todos trabajamos, todos ganamos.

Montar una empresa puede ser una muy buena opción si contamos con amigos que quieran participar y dispongamos de un capital inicial que nos permita poner nuestra nueva empresa en marcha.

En España hay varias opciones, pero las siguientes son las más comunes:

  • 1-El empresario individual o autónomo: es una persona física que desarrolla una actividad económica o profesional de forma individual o contratando a empleados.
Si optamos por esta forma jurídica debemos saber que el empresario individual responde con todo su patrimonio por las deudas que puedan derivarse de sus actividades económicas.
Las ventajas de esta modalidad es que para su establecimiento son necesarios menos trámites administrativos que para las sociedades de capital.

  • 2-Una sociedad de responsabilidad limitada: es una forma jurídica muy común y usada principalmente por las pequeñas y medianas empresas. En esencia se trata de  una sociedad de capital de responsabilidad limitada.

Si optamos por esta modalidad legal, debes saber que es fundamental disponer de un capital mínimo de 3.000 euros. Esta forma jurídica puede ser establecida de modo individual o colectivo, pero siempre sujeto a participaciones de transmisión condicionada.
Requiere de asesoramiento específico dado el tipo de trámites que hay que realizar.

Si optas por esta opción, lo mejor es que lo hagas a través de un abogado que pueda guiarte en los pasos a dar.

  • 3-Una sociedad anónima: es la forma jurídica que adoptan las grandes empresas. Para registrar este tipo de sociedad necesitamos un capital mínimo de 60.000 euros. En esta opción, el capital está representado en forma de acciones, fácilmente transmisibles.
Estas sociedades son las que normalmente operan en bolsa.

Por supuesto, si optas por este tipo de sociedad, es aconsejable que lo hagas a través de un gabinete jurídico que pueda asesorar y guiar de modo eficaz.

Si eres español y quieres fabricarte tu propio puesto de trabajo, puedes empezar consultando los requisitos legales desde la página oficial del ministerio.


Con esto me despido esperando como siempre, haber sido de ayuda.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Deja lo que se te ocurra, en breve aparecerá publicado ;-)