Tres pasos para limpiar el PC de modo profesional

Muchos me han preguntado por el modo correcto de realizar una limpieza del interior de un ordenador. En ocasiones, el ordenador funciona de un modo lento debido a la acumulación de polvo y al mal esparcimiento del calor por los procesadores, lo que nos lleva irremediablemente a llevar nuestro ordenador a un técnico que lo abra y lo limpie.

La técnica para reparar este tipo de problemas es bien sencilla y consiste en una limpieza de los componentes. Hoy veremos el modo correcto de hacerlo en casa con todas las garantías y con herramientas sencillas.


Herramientas





Necesitamos las siguientes herramientas para poder ejecutar la limpieza:

  • Una brocha de pelo blando
  • Un destornillador
  • Un trapo de algodón y bastoncillos de algodón
  • Alcohol o petróleo refinado ( Se puede adquirir en cualquier tienda de electrónica), si no, el alcohol normal del botiquín, es suficiente.
  • Es recomendable sustituir la pasta térmica, así que necesitamos un tubo de pasta térmica que se puede comprar en cualquier tienda de electrónica. Si no queremos sustituirla, tampoco es necesario aunque si recomendable.



Limpieza
  1. En primer lugar y con ayuda del destornillador abriremos la carcasa una vez que esté todo desconectado.
Es práctico ir anotando el modo inicial de conexión si no hemos realizado esta operación de desmontaje antes, para evitar equivocarnos en su posterior montaje. 

A medida que desmontamos el disco duro y los lectores, podemos ir limpiando de modo superficial con ayuda de la brocha, el exceso de polvo que envuelve al cableado y a los dispositivos. 
Truco-> es práctico ir depositando en el mismo orden de desmontaje los componentes en una mesa o superficie plana para posteriormente ir montándolos en ese orden. 

       2. De un modo organizado, vamos desmontando los componentes aprovechando para eliminar el exceso de polvo y haciendo especial hincapié en los ventiladores, ya que estos suelen "atorarse" con el polvo. ¡Ojo¡, no hay que limpiar estos componentes con alcohol, ya que la humedad eliminaría cualquier posibilidad de limpieza eficaz, ya que la humedad adheriría aun mas, las pelusas y el polvo.

     3. Bien, con todos los componentes desconectados y limpios con ayuda de la brocha, llegamos hasta el disipador de calor. Este componente es el encargado de eliminar el exceso de calor y conducirlo a los ventiladores. Una vez que llegamos hasta el, se observa una especie de pasta blanca (que es la pasta térmica). Si queremos sustituirla, debemos eliminarla con ayuda del trapo ligeramente humedecido con alcohol y cuando digo ligeramente, me refiero al sentido mas literal de la expresión.

Una vez retirada la pasta térmica anterior, debemos colocar la nueva con ayuda de un bastoncillo.

Y walá¡, ya tenemos ordenador limpio y en perfectas condiciones.
Ahora queda montarlo en el mismo orden en el que hemos ido desmontando.




2 comentarios:

  1. Es mas facil una buena botella de aire comprimido no?

    ResponderEliminar
  2. buuuuuuuuuuuuu yo pense que te referias a limpieza de virus kajkajakjaa kuek kuek :P

    ResponderEliminar

Deja lo que se te ocurra, en breve aparecerá publicado ;-)